Cursos de Fotografía en Madrid Fotoaula | La Lomografía presentada por Christina Hinrichsen - Cursos de Fotografía en Madrid Fotoaula
321
post-template-default,single,single-post,postid-321,single-format-standard,minimum-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded

La Lomografía presentada por Christina Hinrichsen

La Lomografía presentada por Christina Hinrichsen

Posted by FotoAula in Blog

Inmersos en un mundo en el que la tecnología digital parece dominarlo todo, nos hemos sumergido en el mundo lomográfico, explorando otros conceptos en fotografía de la mano de Christina Hinrichsen, embajadora en España de Lomo Spain (Sociedad Lomográfica Internacional), que nos ha ilustrado y desvelado algunas dudas sobre este movimiento.
Juan Carril (JC): ¿Cómo definiría la Fotografía?
Christina Hinrichsen (CH): Creo que hay muchas definiciones de Fotografía. Cada momento o cada situación puede tener una definición distinta; puede ser la imagen que te llevas en una décima de segundo de clic, puede ser la sustracción de un momento, puede ser el robo del alma de una persona, puede ser el recuerdo de un momento o de un lugar irrepetible; lo que si creo que son sensaciones que en un momento están ahí y te llevas contigo para siempre.

(JC): ¿Cómo encaja la lomografía en esta definición?
(CH): En mi caso encaja perfectamente. Pero cada uno es un mundo y cada persona podrá aplicar la lomografía como mejor le convenga, en el caso que la quiera aplicar. Somos un movimiento fotográfico que nació de la casualidad y del encuentro de unos amigos, surgió espontáneamente y espontáneamente también se crearon unas reglas, sobre todo, para no tener que cumplirlas.

(JC): ¿Qué diferencias técnicas existen entre una 35mm y una lomo?
(CH): Para nosotros, Lomo sólo hay una, y esta es la Lomo L-CA, la cámara rusa con la que empezamos hace ya casi 15 años. Las demás cámaras que hemos ido diseñando o rescatando son cámaras “lomográficas”, pero no serán nunca una “lomo”.
La cámara Lomo L-CA, es una cámara compacta, pequeña y robusta, que no tiene diseño alguno, mecánica, pero que para ser compacta tiene una lente un poco angular y muy luminosa. Además lleva incorporado un fotómetro que clava la luz, da igual que sea con luz/dia que en un interior sin flash. Pocas compactas tienen estas prestaciones. En cuanto a las “cámaras lomográficas”, son cámaras de plástico, cada una de ellas con una especialidad, bien creas secuencias en un mismo fotograma, bien son compactas con una lente ojo de pez incorporada, bien tienen filtros de colores que con la luz del flash pintas las imágenes, bien son cámaras de muy baja tecnología también en medio formato, normalmente de plástico y que difieren bastante de las cámaras convencionales.

(JC): La Fotografía está experimentando unos profundos cambios, especialmente en lo que ha tecnología se refiere. La Era Digital está provocando una rápida disminución del sistema analógico tanto a lo que se refiere al número de tomas, como al de cámaras. ¿Dónde se situa el futuro de la lomografía dentro de este panorama?
(CH): Nosotros, la Sociedad Lomográfica, como movimiento fotográfico proclamamos que “el futuro es analógico”. Suena un poco descabellado a estas alturas del siglo XXI y en plena ebullición digital, pero tiene su por qué. Creemos que lo analógico y lo digital son perfectamente compatibles, sólo hay que saber entrelazar bien los dos sistemas. Hoy en día todo el mundo tiene una cámara digital. Incluso hoy en día se hacen más fotos con la cámara integrada en el teléfono que con una cámara de fotos propiamente dicha. El archivo de imágenes es abrumador. Se fotografía a diestro y siniestro sin ningún tipo de referencia y sin saber muy bien para qué. Todas esas imágenes se archivan y nunca se vuelven a ver. O si se da el caso de abrirlas, te enfrentas a miles de imágenes que no sabes ni por qué ni para qué las hiciste. Ni te cuento ya si tienes que hacer una selección; mueres en el intento. Las imágenes que obtienes, casi en el 100% de los casos son planas y no transmiten nada. A no ser que utilices cámaras digitales réflex con unas prestaciones determinadas y a unos precios muchos más altos.
Hacer fotos por hacer fotos aburre ya a mucha gente. De hecho, tenemos mucha gente que viene a nosotros porque el digital ya no le aporta nada. Creo que la gente tiene que aprender a utilizar las distintas herramientas, tanto analógicas como digital en su justa medida y saber qué, cuándo y cómo.
Otra situación curiosa es la de la gente joven de aprox. 20 años. Los jóvenes han nacido con la era digital, no conocen otra cosa, y para ellos lo analógico y la Lomografía es algo totalmente nuevo. No han visto un carrete y un negativo en su vida y se dan cuenta que hay otras formas de captar imágenes y de divertirse haciendo fotografía. Para ellos fantástico, son nuestros mejores aliados, el digital poco a poco les deja de crear sensaciones, por eso decimos que “el futuro es analógico.

(JC): La lomografía se presenta a sí misma como “la cara más loca, interactiva, fresca, desenfadada y vívida de la fotografía mundial” y define la toma perfecta como aquella que no se puede planear, potenciando la espontaneidad. ¿Responde a una filosofía de vida?
(CH): Bueno, para cada uno la Lomografía representa una cosa distinta. Bien es verdad que hace 15 años, cuando empezamos a hacer fotos con una Lomo, nos entusiasmó la facilidad y las prestaciones de la cámara para hacer fotos locas, sin encuadrar y sin planear. Este sentimiento y esta forma de hacer sigue siendo vigente, pero también puedes hacer tomografías totalmente pensadas y estudiadas y no por ello dejan de serlo. Para algunos es más importante la actitud a la hora de hacer fotos y para otros lo más importante es el resultado. Todas nuestras herramientas fotográficas son bastante especiales, de muy baja tecnología y con resultados que sorprenden, precisamente porque la foto “perfecta” ya sorprende a pocos, sólo a aquellos que de verdad entienden de fotografía, técnicas, encuadres, luces, etc y no son muchos.
Pero también responde a una filosofía de vida, qué duda cabe. A nosotros se acercan un montón de personas que proceden de distintas educaciones y formaciones, que desempeñan sus oficios o profesiones en sectores de lo más dispares y que proceden de capas sociales totalmente diferentes, pero les une esta actitud ante la vida, la frescura, el optimismo y el querer comunicarse con los demás son pilares fundamentales. Yo siempre digo que la Lomografía es una herramienta de comunicación, de conocer gente nueva, de intercambio y un poco un estilo de vida.

(JC): Esta corriente o punto de vista prima la velocidad de la toma, ante el enfoque. De esta forma, la composición de la fotografía es inexistente. ¿Podríamos hablar del lomógrafo “Ojo” frente a un fotógrafo “Mente”?
(CH): Vuelvo a insistir; creo que hay una pequeña confusión en cuanto a que el lomógrafo hace fotos a lo loco sin pensar, a diestro y siniestro, sólo porque le hace tilín darle al disparador. Hay de todo. Hay gente impulsiva que empieza de esta forma, pero que enseguida se da cuenta de el dinero que se deja en revelados y empieza a cambiar de actitud, disparando sólo cuando lo cree conveniente, encuadrando más o menos, pero ha ido aprendiendo cuando es interesante y cuando no. Hay otros lomógrafos que utilizan más la cabeza que el dedo y por ello no son menos lomógrafos. Cada uno puede utilzar las distintas cámaras cómo mejor le convenga, lo que importa es que disfrute mientras está fotografiando y que luego el resultado sea de su agrado.

(JC): Existe un gran número de seguidores en todo el mundo que utilizan una cámara lomo y las 10 reglas lomográficas básicas:
1. Lleva tu cámara siempre contigo.
2. Utilízala siempre de día y de noche.
3. Lomografiar no interrumpe tu hacer cotidiano, lo pone en escena.
4. Dispara desde la cadera.
5. Acércate lo más que puedas a tus objetivos lomográficos.
6. No pienses.
7. Sé rápido.
8. No necesitas saber lo que tienes en la película.
9. Luego tampoco.
10. No te preocupes por ninguna de las reglas.
¿Cuál es el éxito de este movimiento y sociedad fotográfica?

(CH): Estas reglas tienen su historia. Si nos remontamos a los años 92 y 93 en Viena, que es dónde se empezó a utilizar la cámara Lomo L-CA de una forma más loca, precisamente por las prestaciones que tiene, ocurrió que se empezó a correr la voz y al poco tiempo amigos y conocidos también querían tener una cámara. Fue una bola que iba creciendo poco a poco y la sociedad austriaca y vienesa en particular es muy conservadora en sus costumbres. Es habitual crear una Sociedad en cuanto se juntan más de dos personas interesadas en un mismo proyecto. Da igual que sea para ir a cazar liebres, para beber un tipo determinado de cerveza en un lugar determinado de encuentro, o para reunirse a leer poemas; para todo crean Sociedades. Y esta corriente fotográfica, nacida de la casualidad no iba a ser menos; como buenos vieneses crean de forma divertida “La Sociedad Lomográfica Internacional”, un pequeño grupo de gente creativa y joven alrededor de una cámara. Y para ello tenían que tener unas reglas. Y estas reglas son las reglas de oro de la Lomografía, nacidas de una forma espontánea, nada seria y para pasar un rato agradable. Lo que no sabían esos chicos en ese momento que después de 15 años la Lomografía iba a crecer mucho más y que aquellas reglas escritas delante de unas cuantas botellas de vodka iban a dar la vuelta al mundo. Es una de las miles de anécdotas que tiene la Lomografía.

(JC): ¿Tiene cabida la lomografía en el campo comercial (fotografía publicitaria, …)?
(CH): Naturalmente que sí, y hay muchos ejemplos de ello en muchas campañas publicitarias. Tanto en la gráfica como en el estilo de vida. Recuerdo que hicimos una campaña para Fanta que nos pedían especialmente filosofía lomográfica. Recuerdo también una campaña de lanzamiento de Sony, la cámara Cybershot, que directamente nos copiaron el “espiritu lomo” e hicieron unos spot para televisión donde propugnaban “el disparo desde la cadera” e incluso se hicieron con alguna de nuestras reglas. Les quedó fatal.

(JC): ¿Puede recomendarnos un fotógrafo?
(CH): Pues si, a mi marido Pasquale Caprile, un fotógrafo estupendo, de esos que cuidan los encuadres y dominan la luz, especializado en todo lo que no se mueve y maestro en dar vida a objetos, estupendo fotógrafo del “still life”.
El fue la persona que introdujo la Lomografía en España, allá por el año 1996, fascinado por la forma de utilizar la Lomo, era como un desahogo para el, poder salir de ese encorsetamiento de clavar la luz y encuadrar.

(JC): ¿Y darnos un consejo?
(CH): Hacer siempre lo que te pida el cuerpo y tu mente, siempre que no molestes a los demás. Y lo que hagas lo que hagas, que lo disfrutes, es una disciplina que hay que saber aplicar siempre.

08 Ago 2010 no comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies